domingo, 27 de agosto de 2017

Colisión de opuestos

Aunque no te lo creas, yo soy tú y tú eres yo. Puede que te resulte una auténtica desconocida, mas somos una. Quizás nuestra decisión de empezar de cero, tú en sentido literal y yo en figurado, nos haya despistado por un momento.

Ahora tienes en tus manos tu primera oportunidad para vivir, yo mi segunda. Permíteme que te aconseje, puesto que tú no tienes por qué cargar con mi pasado; bueno, nuestro pasado.
Mis orígenes han de quedar atrás para tí, aunque no en el olvido, ya que tú has nacido gracias a ellos. Preocúpate de mirar hacia delante sin que eso te impida disfrutar del ahora. Sé lo suficientemente sabia como para saber cuándo es necesario recurrir al recuerdo para evitar cometer los mismos errores. No te obsesiones con querer alcanzar un estereotipo ni una imagen idealizada de tí misma. Tú has traído y estás trayendo cambios, cambios positivos que nos hacen crecer como persona. Estás empezando a conseguir lo que yo nunca podría, mas lo que las dos sí podemos.


Por último, quiero que tengas en cuenta una cosa: siempre habrá malos días, semanas e incluso años, pero también los habrá buenos.

Mi lucha, tú lucha, nuestra lucha acaba de comenzar.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Los comentarios y aullidos nocturnos dan vida a este blog. Anímate a contarnos que te ha parecido la entrada.

No está permitido el Spam y los comentarios ofensivos. Serán borrados de inmediato.